El  1 de febrero de  2019 se celebró en la diócesis 200 años de historia. En ese
mismo día del año 1819 el papa Pío VII firmó la bula de creación de la diócesis de San Cristóbal de La Laguna, segregándose de la de Canarias. El rey Fernando VII confirmará la nueva diócesis en agosto de ese mismo año y será el 21 de diciembre de 1819 cuando el obispo Linares, obispo
de Canarias, publicara el Decreto de Segregación.
Con tal motivo, el XII obispo Nivariense, Bernardo Álvarez, presidía una eucaristía de acción de gracias en la Catedral. Comenzaba la homilía recordando, precisamente, algunos fragmentos de la citada bula. Una reproducción de la misma era entregada por el propio Álvarez a los presentes en Catedral.
El prelado recordaba algunas cuestiones esenciales sobre lo que significaba una diócesis: “Una porción del Pueblo de Dios que se confía a un obispo para que la apaciente con la cooperación del presbiterio, de forma que unida a su pastor y reunida por él en el Espíritu Santo por el Evangelio y la Eucaristía, constituye una Iglesia particular, en la que verdaderamente está y obra la Iglesia de Cristo, que es Una, Santa, Católica y Apostólica”.
Álvarez Afonso invitó a dar gracias por todas las personas que en estos dos siglos, por la fe, fueron anunciando el evangelio en las canarias occidentales.
Después de la Misa, Miguel Ángel Navarro, canónigo y doctor en historia de la Iglesia, desarrolló una conferencia sobre los orígenes de la diócesis. Los presentes pudieron conocer los avatares que concluyeron en la creación de esta diócesis, así como las personas y circunstancias que lo fueron haciendo posible.
Al término de la misma, el obispo entregó personalmente a los presentes en la Catedral una reproducción de la bula de creación que ha sido editada por la diócesis para esta efemérides, cuyos actos principales se comenzarán a desarrollar a partir del 21 de diciembre de 2019.