El obispo, Don Bernardo Álvarez Afonso, ha nombrado canónigos de la Santa Iglesia Catedral de Ntra. Sra. de Los Remedios a los sacerdotes Don Víctor Manuel Álvarez Torres y a Don Pablo Francisco Álvarez Bravo, a tenor del canon 509 del Código de Derecho Canónico y el artículo 11 de los Estatutos del Cabildo Catedral de San Cristóbal de La Laguna.

Víctor Manuel Álvarez Torres, es Vicario general. Fue ordenado sacerdote en S/C de la Palma, su ciudad natal, el 10 de septiembre de 1995. Doctor en Derecho Canónico por la Universidad Gregoriana de Roma. Ha sido párroco en los Andenes, Camino de la Hornera y Tíncer, arciprestazgo de Taco (1996-2004), así como de la Villa de Arafo (2007-2014), arciprestazgo de Güímar. En ambos arciprestazgos ejerció de Arcipreste. Además, fue durante varios años Canciller-secretario general del Obispado. En la actualidad es Director del Instituto Superior de Teología de las Islas Canarias, Sede de Tenerife, y Delegado diocesano de Familia y Vida, así como Consiliario diocesano del Movimiento de Familias Cristianas y Capellán de las Hermanas Hospitalarias.

Por su parte, el sacerdote Don Pablo Álvarez Bravo es natural de Santa Cruz de La Palma, donde nació en el año 1951. Ordenado presbítero en 1975. Ha desarrollado su servicio pastoral en las parroquias de Garafía y Breña Alta. Ha sido profesor de enseñanzas medias y del Seminario.  Durante dos períodos fue Director Espiritual del Seminario Mayor de nuestra diócesis. Asimismo, destinó doce años de servicio a la Iglesia en Cuba, concretamente en el seminario de S. Carlos y S. Ambrosio, en la archidiócesis de La Habana. En la actualidad es Delegado diocesano para el clero y capellán de las Hermanas Clarisas.